Contaminación

Los elevados niveles de plomo que persisten en las ciudades y pueden tener un grave impacto en los niños

El plomo puede persistir en el aire durante décadas. Se trata de una toxina muy potente que puede perjudicar al cerebro de los niños. Este contaminante persiste en las ciudades 20 años después de su prohibición.

Un grupo de niños en el patio de un colegio

Publicidad

Según un informe conjunto Unicef y la ONG internacional Pure Earth ("Tierra Pura") 1 de cada 3 niños en el mundo tienen niveles de plomo en la sangre iguales o superiores a 5 microgramos por decilitro (µg/dL).Equivale a un total de hasta 800 millones de menores en el mundo.

Se trata de una toxina muy potente que puede perjudicar al cerebro de los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que "ningún nivel de plomo en sangre es seguro".

El plomo usado en la gasolina durante años persiste en el aire en Londres a pesar de haber sido prohibido en combustibles hace más de 20 años. Así lo indica un reciente estudio en Reino Unido.

En México también persiste, ya que Unicef y Puré Earth indican que la fuente principal de intoxicación está en el uso de esmaltes con plomo en alfarería. Así lo indica Daniel Estrada, director general de Pure Earth a la BBC.

Las fuentes de plomo pueden ser diferentes, pero no varía el impacto que pueden causar.

El plomo es una neurotoxina que puede causar daños irreparables en el cerebro de los niños. Es destructiva para bebés y niños menores de 5 años. Se debe a que les puede causar un deterioro neurológico, cognitivo y físico. Así lo indica el informe de Unicef y Pure Earth.

Varios estudios indican que unos niveles superiores de plomo en sangre a 5 mg/dl, podrían provocar una pérdida de cociente intelectual de tres a cinco puntos.

La OMS señala que también puede afectar en adultos causando riesgo de hipertensión arterial y de lesiones renales.

Publicidad