Publicidad

Vacuna coroanvirus

Una dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus protege de las variantes a quienes superaron la COVID-19

Un nuevo estudio de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus revela que protege contra las variantes, pero solo en aquellas personas que hayan pasado la enfermedad. El resto de la población necesita la pauta completa para garantizar la inmunidad.

La vacuna contra el coronavirus de Pfizer es efectiva contra las variantes del coronavirus con una sola dosis siempre y cuando la persona haya superado anteriormente la COVID-19. Es lo que se desprende de un estudio del Imperial College, Universidad Queen Mary y University College publicado en la revista 'Science'. Por tanto, la respuesta inmune a las variantes puede ser insuficiente en aquellos que no han sido infectados previamente y solo han recibido una dosis de vacuna.

También, según esta investigación, una sola dosis es efectiva contra las variantes de coronavirus entre los que se habían infectado previamente, aunque fuera de leve o asintomática. En concreto, presentan una mejor protección frente a las variantes del SARS-Cov-2 de Kent y Sudáfrica, aunque solo hubieran recibido una sola dosis de la vacuna de ARNm.

"Nuestros hallazgos muestran que las personas que han recibido su primera dosis de vacuna y que no han sido previamente infectadas con SARS-CoV-2 , no están completamente protegidas contra las variantes circulantes. Este estudio destaca la importancia la vacunación completa, con la segunda dosis, para lograr la protección completa", señala Rosemary Boyton, del Imperial College de Londres, quien dirigió la investigación.

Cómo funcionan los anticuerpos

Durante el estudio se analizaron muestras de sangre para determinar la presencia y los niveles de inmunidad contra la cepa original del coronavirus, pero también frente a las variantes de Kent y de Sudáfrica. Además de anticuerpos, los investigadores también se centraron en dos tipos de glóbulos blancos: células B, que recuerdan el virus, y células T, que ayudan a la memoria de las células B y reconocen y destruyen las células infectadas con coronavirus.

Así descubrieron que, después de una primera dosis de vacuna, la infección previa se asociaba con una respuesta de células T, células B y anticuerpos neutralizantes, lo que podría proporcionar una protección eficaz contra el SARS-CoV-2, así como las variantes de Kent y Sudáfrica.

Publicidad