120.00

Publicidad

Unión Europea

Portugal defiende a España ante la "mezquindad" de los Países Bajos en el Consejo Europeo sobre el coronavirus

Contundente defensa de una respuesta común a la crisis del primer ministro portugués, Antonio Costa, tras el frustrado Consejo Europeo sobre el coronavirus. Sobre todo ha criticado al ministro holandés de Economía por sus palabras contra España.

Tras el fracaso del Consejo Europeo en la adopción de medidas contundentes contra los efectos de la pandemia de coronavirus, el primer ministro portugués, Antonio Costa, realizó unas contundentes declaraciones por la falta de unidad y, sobre todo, criticando la postura de los Países Bajos. Calificó de "repugnante", "mezquino" y "contrario a la Unión Europea" la intervención del ministro de Economía holandés, Wopke Hoekstra sobre España. Ha sido en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo.

"España no creó ni importó el virus"

En esa reunión extraordinaria, en la que varios países reclamaron un plan contundente para hacer frente a la pandemia, y que llevó , a Pedro Sánchez y al primer ministro italiano Conte, a plantarse ante el rechazo de los países del norte, Wopke Hoekstra dijo que Bruselas debía investigar a países como España por no tener margen presupuestario para luchar contra el coronavirus, pese a que la zona euro creció en los últimos siete años. Esos comentarios y la postura seguida por Holanda durante esta crisis propiciaron las duras declaraciones de Costa.

Costa calificó la intervención de Hoekstra de una"absoluta inconsciencia" que "mina completamente el espíritu de la UE y es una amenaza para el futuro de la Unión". "Si no nos respetamos los unos a los otros y no comprendemos que, ante un desafío común, tenemos que tener la capacidad de responder en común, entonces nadie entendió nada de lo que es la Unión Europea", explicó el primer ministro portugués. Añadió que los miembros de la Unión deberían "comprender que no fue España la creó o importó el virus".

Oportunidad histórica

El primer ministro portugués, António Costa, consideró que "si nos mantenemos en las divisiones que ya bloqueaban decisiones a tiempo en 2008 y con las migraciones, Europa sufrirá mucho con este tsunami", que defendió que es "una oportunidad histórica" de la UE. Por ello, consideró "absolutamente fundamental" realizar una emisión de deuda conjunta de la Unión, para obtener mejores condiciones de financiación a los Estados miembro. Costa recordó que Portugal y otros ocho países ya habían pedido una "respuesta más osada" para recurrir a todos los mecanismos previstos en el tratado de la UE, principalmente la emisión de deuda, y señaló que hay cuatro países que se oponen a esta solución. No obstante, matizó que tres de ellos están totalmente en contra y un cuarto "tiene apertura suficiente de espíritu para estar disponible a discutir".

Publicidad