Una niña de tres años muere al quedarse sola porque su madre fue a visitar a su novio en Japón

Publicidad

Abandono de menores

Muere una niña de tres años a la que su madre dejó sola durante días para ir a ver a su novio en Japón

Conmoción en Japón donde una niña de tres años ha muerto en Tokio después de que su madre la dejará sola para visitar a su novio a casi mil kilómetros.

Una niña de tres años ha fallecido en Tokio, en Japón, después de que su madre la abandonara para visitar a su novio, que vive a 965 kilómetros de distancia. La madre, de 24 años, ya ha sido detenida acusada de asesinato.

La mujer se marchó, dejando sola a la pequeña. Cogió un vuelo de dos horas y tardó varios días en regresar: "Se había ido de su casa por varios días y volvió tarde por la noche para ver a su hija, a la que había dejado sin ningún cuidador", ha denunciado una amiga de la acusada a la policía.

"Pensaba que iba a estar bien sola"

La madre de la niña ha declarado ante los agentes que pensaba "que iba a estar bien sola". Al regresar a su casa, el pasado 13 de junio, encontró a su hija tendida en el suelo, sin respirar y sin responder a ningún estímulo. Fue entonces cuando llamó a emergencias que sólo pudo certificar la muerte de la pequeña de tres años.

La autopsia ha revelado que la menor, llamada Noa, fallecidó por un cuadro de "deshidratación severa e inanición", ya que no había comido ni bebido nada durante todo el tiempo que su progenitora se encontraba de viaje, como relata The Scottish Sun.

No se descarta maltrato continuado

El informe forense también ha revelado que la menor sufría atrofia tímica, un síntoma que sufren los menores maltratados. Además, su estómago estaba vacío. Por si fuera poco, el informe de conclusiones también revela que padecía un sarpullido en el cuerpo, dado que el pañal no fue cambiado por nadie durante los días en los que su madre la abandonó.

Los agentes de policía que se desplazaron hasta la vivienda encontraron un escenario dantesco: la casa estaba repleta de basura y sin ningún cuidado. Un entorno insalubre en el que la niña, de tan solo tres años, no pudo sobrevivir.

La madre fue detenida el pasado martes 7 de julio y ahora se tendrá que enfrentar a un juicio por asesinato. La policía sospecha que no era la primera vez que dejaba a la niña sola, hasta altas horas de la madrugada, desde que se separó de su padre.

Publicidad