129.002500

Publicidad

Elecciones en Estados Unidos

Joe Biden, polo opuesto de Donald Trump frente al coronavirus: "Paralizaría el país si me lo recomendaran"

En Estados Unidos los demócratas creen salir con más fuerza que nunca tras concluir su convención, pero a partir del lunes llega el turno de los republicanos. Este sábado el presidente Trump ha acusado a sus oponentes de hacer lo posible para que no haya vacuna contra el coronavirus cuanto antes.

Es un momento crucial de la campaña electoral. Los demócratas ya han presentado su argumento que básicamente se sustenta en que su candidato es más decente y razonable que Donald Trump y que gestionará mejor el coronavirus. Apelan, sobre todo, al electorado de centro porque, ahora, se va a dirigir a su base electoral insistiendo en que el país, tal y como lo han entendido, está en peligro.

En su primera entrevista tras la convención, Joe Biden va más lejos que nunca contra el coronavirus: "Haría lo que fuera para salvar vidas, incluso parar el país si lo recomiendan".

Trump, por su parte, ni pide distancia social ni mascarilla en sus convocatorias y añade una nueva razón sobre por qué no se acaba antes la crisis, tuiteando que la Agencia Federal de Medicamentos, que depende de él, impide que haya voluntarios para probar la vacuna e intentan retrasarlo hasta después de las elecciones. Su mensaje para sus votantes es claro: "El futuro de nuestro país y de la civilización es lo que está en juego".

Su convención comienza el lunes. El protagonista será ese día su hijo Donald, el martes su mujer Melania, el miércoles el vicepresidente Pence y el jueves su hija Ivanka le presentará para que acepte su candidatura.

La pareja de San Louis que confrontó con armas desde la puerta de su casa a manifestantes de una protesta racial estarán entre las estrellas invitadas a la convención a la que se le ha presentado un problema de última hora e importante: está previsto que lleguen dos huracanes a la vez a mediados de la semana que viene en plena convención.

Publicidad