306.005000

Publicidad

Coronavirus

Joan Pons, un español que probará una vacuna contra el Covid: "He decidido ser voluntario porque estoy harto del coronavirus"

Joan Pons es un enfermero español que vive en el Reino Unido y ha explicado las razones por las que va a participar como voluntario en los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando la universidad de Oxford.

En resumen

  • Los únicos requisitos que solicitaban para poder ser voluntario eran tener "más de 18 años y que estuvieras sano"
  • Ya ha habido 1.000 voluntarios y ninguno de ellos han sufrido efectos secundarios

Joan Pons, un enfermero español que vive en el Reino Unido, va a participar como voluntario en los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando la universidad de Oxford. "He decidido hacerme voluntario porque estoy harto del coronavirus y quiero que en 2021 volvamos a la normalidad", ha asegurado.

En una entrevista en Espejo Público ha explicado la razón por la que ha decidido someterse como voluntario a las pruebas de la vacuna. "La semana pasada mi hospital mandó un email a todos los sanitarios porque la Universidad de Oxford, que es la que está haciendo la vacuna, pide voluntarios del personal sanitario que estén en contacto con el coronavirus", ha contado.

El objetivo de la universidad británica es "acelerar todos los datos de esta vacuna para poder sacarla comercialmente en octubre, antes de que lleguen "los virus respiratorios que vienen cada año en invierno".

Los únicos requisitos que solicitaban para poder ser voluntario eran tener "más de 18 años y que estuvieras sano". "Ayer fui a hacerme un reconocimiento médico donde me pesaron, me midieron, me tomaron la presión arterial y me sacaron sangre", relata Joan, ya que lo que quieren saber es si tiene "los anticuerpos del coronavirus o no".

"Si no tengo anticuerpos, el viernes me darán la vacuna y durante los próximos 12 meses me harán pruebas para ver cómo el cuerpo está reaccionando, y si el sistema inmunitario ha producido anticuerpos contra el virus o no", explica el enfermero.

En cuanto a los efectos secundarios que puede tener esta vacuna, Joan ha asegurado que "llevan 1.000 voluntarios y, de momento, no ha habido nadie que haya tenido una reacción". "Normalmente con las vacunas se suele tener un poco de fiebre, dolor en el brazo y, de momento, no ha habido nadie que haya tenido ningún efecto adverso", ha afirmado.

Joan ha asegurado que está "tranquilo" porque esta vacuna contra el coronavirus "no es completamente nueva, han adaptado un virus del resfriado común de los chimpancés y le han puesto unas proteínas del virus". "La única manera de parar este virus es con una vacuna y, por eso, he decidido hacerme voluntarios", apunta.

Publicidad