Sarah Parker Khan, una británica de Dartmoor, decidió tener un gesto solidario con un grupo de mendigos. Khan iba a viajar con unos amigos al condado de Somerset, donde tenían reservadas 19 habitaciones, sin embargo, el temporal de frío, lluvia y nieve que azota al país les impidió llegar, así que, sabiendo que no se les iba a devolver el dinero, lo organizó todo para que personas necesitadas de esa localidad pudieran ocupar sus habitaciones.

Gracias a Facebook contactó con varias organizaciones solidarias, que localizaron a personas sin hogar para que pasaran un fin de semana en el hotel, ya que Reino Unido está viviendo el peor temporal desde 1991.

No obstante, cuando llegó la fecha y dos de las personas acudieron al hotel a ocupar sus respectivas habitaciones, ya pagadas, el personal del mismo les negó la estancia diciendo que no tenían ninguna identificación. Pese a que Khan llamó al hotel explicando que se harían cargo de cualquier destrozo, desde el alojamiento denegaron la entrada, según recoge The Independent.

En Facebook Khan escribió que se trataba de un caso de discriminación: "No quieren a indeseables. Vivimos las peores condiciones meteorológicas en años y las habitaciones fueron reservadas y pagadas, y aun así no pudieron encontrar una razón para dejarles entrar".

No obstante, desde el hotel se justifican: "Por razones legales, al igual que por razones de seguridad obvia, necesitamos los nombres de todos los inquilinos que se alojen en el hotel".