Las autoridades italianas se han incautado de un barco nodriza "sospechoso" detectado la semana pasada por Frontex y han detenido a siete presuntos traficantes de personas, ha informado este lunes la agencia de control de fronteras europea.

Frontex detectó la semana pasada un barco pesquero de arrastre "sospechoso", aparentemente vacío, desde el que embarcaron posteriormente a otro barco más pequeño un grupo de 81 migrantes y un presunto traficante y alertó a las autoridades italianas y maltesas, así como a la operación de la UE contra las redes de tráfico humano en el Mediterráneo 'Sophia', cuando vio que el barco nodriza se embarcó rumbo al sur y la embarcación más pequeña se empezó a dirigir a Lampedusa.

"Esto es un ejemplo claro de un barco nodriza utilizado por criminales para llevar a un gran grupo de inmigrantes en el mar hacia su destino antes de cargarles en otro barco más pequeño", ha informado Frontex en un comunicado.

Italia, que está "investigando el caso", llevó a cabo "una operación compleja" que ha permitido la detención de "siete presuntos traficantes" y la incautación del barco pesquero de arrastre, que actuó como barco nodriza. La mayoría de los inmigrantes rescatados eran de Bangladesh, Marruecos y Libia.

La portavoz comunitaria ha puesto en valor la operación "exitosa" pero ha rechazado valorar "las consecuencias" de la decisión de los gobiernos de dejar a la operación 'Sophia' sin barcos por la falta de acuerdo sobre el desembarco de migrantes rescatados y limitarla a tareas de vigilancia aérea, insistiendo en que seguirán trabajando para rescatar a gente y parar a los traficantes "hasta donde sea posible".