El ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, presentó su renuncia, tras el terremoto financiero desatado la última semana en los mercados locales en una reacción adversa de los inversores a la derrota del oficialismo en las primarias del pasado domingo.

Fuentes gubernamentales confirmaron que Dujovne presentó su dimisión en una carta dirigida al presidente argentino, Mauricio Macri. En su misiva, Dujovone señaló que renuncia convencido de que, en en virtud de las circunstancias, la gestión que lidera Macri "necesita una renovación significativa en el área económica". "Considero que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia", añadió.

Dujovne apuntó que ha habido "logros en la reducción del déficit y del gasto público, en la reducción de impuestos distorsivos en las provincias, en recuperar el federalismo" y que también, "sin duda, hemos cometido errores, que nunca dudamos en reconocer e hicimos todo lo posible por corregir". "Espero que nuestro querido país pueda finalmente torcer un rumbo de décadas de fracasos y alcanzar el objetivo del desarrollo económico y de eliminación de pobreza", afirmó en su carta de renuncia.

Dujovne, que estaba al frente de la cartera de Hacienda desde enero de 2017, no tuvo comparecencias públicas desde el inicio el pasado lunes de la nueva crisis financiera, que hizo desplomar a los activos argentinos y apreciar fuertemente al dólar estadounidense frente a la moneda local.

Medios locales daban cuenta desde el pasado jueves de rumores sobre una inminente salida de Dujovne, quien tuvo a su cargo el Ministerio de Hacienda en un momento complejo para la economía argentina que, tras haber crecido un 2,7% en 2017, entró en recesión en abril de 2018, con una sucesión de sobresaltos cambiarios que pronto se contagiaron a todos los sectores de la actividad.

En medio de la crisis, Dujovne negoció y selló con el Fondo Monetario Internacional un acuerdo a tres años para un auxilio financiero por 56.300 millones de dólares, bajo el compromiso de un fuerte ajuste fiscal. El PIB cayó un 2,5% en 2018 y, de acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles, la actividad económica acumuló en los primeros cinco meses del año una caída interanual del 3,1%.