Tiffany Marie Roberts, de 29 años, dio a luz a dos bebés que murieron tan solo dos días después de nacer a causa de una hemorragia interna.

Ambos bebés nacieron prematuramente con dos semanas de gestación. Al poco de nacer se les hicieron pruebas. En ellas los bebés dieron positivo en cocaína, esto se debe a que la madre estuvo tomando drogas durante el embarazo.

Según informa 'Mirror', los bebés nacieron en el hospital de Chattanooga, en Tennessee (EEUU). Al poco de nacer comenzaron a tener problemas para respirar. Los médicos les realizaron varias pruebas y comprobaron que tenían restos de droga en su cuerpo.

Antes de dar a luz, Roberts había dado positivo por drogas, incluyendo cocaína, oxicodona, roxicodona, metanfetamina y benzodiazepina.

Tras fallecer los menores, Roberts ha sido arrestada bajo sospecha de asesinado en primer grado.