¿Qué pasaría si la analizamos con tecnología actual? Acudimos a la empresa que analizó las cámaras de seguridad en el caso de Diana Quer. Lograron identificar el coche del asesino a partir de unos puntos de luz. Acceden a revisar el vídeo.

Es una imagen demasiado oscura, nos cuentan. Aunque es posible trabajar con ella: “Esta imagen lo bueno que tiene es que tenemos elementos que son fácilmente medibles, tenemos una barandilla, un suelo de baldosas normalizadas”, nos comenta Marcos Pérez, técnico de imagen en ISV. Con esos datos podrían obtener la altura de la persona, las medidas de su cabeza, sus hombros…

Pero no pueden darnos un diagnóstico concluyente: “No, no podemos concluir que es la misma persona. Podemos decir que tienen ciertos parecidos pero no es la misma persona.”