La transformación digital también llega al asfalto. Un ejemplo de ello ha sido la guerra existente entre el sector del Taxi y los VTC, pero esto empieza a trasladarse a la industria del motor.

¿Debemos comprar coche o se impone el servicio del coche compartido? ¿Renunciamos a los coches diésel y nos decantamos por híbridos, o son válidos los de gasolina? ¿Quizá es el momento de comprar un eléctrico?

Cada vez hay más ciudades donde si se quiere llegar al centro, el coche no es bienvenido y los patines empiezan a invadir las aceras, y las bicis comparten calzada con los coches. ¿Dónde está el futuro de la movilidad?