Villarejo

Villarejo asume que tendrá que declarar en la causa de Corinna contra el rey emérito: "Tendré que decir la verdad y, si digo la verdad, ¿qué va a pasar?"

El excomisario Villarejo estaba citado hoy en la Audiencia Nacional por la presunta trama donde supuestos colaboradores suyos habrían ofrecido información reservada, documentos y grabaciones suyas mientras éste estaba en prisión.

El excomisario Villarejo

El excomisario Villarejo EFE

Publicidad

El excomisario Villarejo ha tenido una nueva cita con los juzgados, en esta ocasión para declarar como imputado por una de las más de 30 líneas de investigación que tiene abiertas el denominado caso Tándem. Villarejo ha aprovechado la ocasión para insistir en un supuesto complot contra él y también ha hecho referencia a la demanda que Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la exímante del rey emérito interpuso contra don Juan Carlos en Londres por presunto acoso.

En concreto hoy estaba citado en la Audiencia por la causa 28 en la que se investiga una supuesta trama donde presuntos colaboradores suyos habrían ofrecido información reservada, documentos y grabaciones del excomisario mientras éste estaba en prisión. Una línea que él cree que se abrió para incautarle sus agendas y justificar que siguiese en prisión preventiva, donde estuvo más de tres años. Villarejo ha defendido que no hay "ninguna prueba" de que él estuviese detrás de los hechos que se investigan "y no digamos" su mujer, Gemma Alcalá, que sólo ha contestado a sus abogados.

"He recibido una extrañas insinuaciones, espero que no sea... o al menos así lo he entendido yo, de a ver qué voy a declarar que voy de testigo en Londres en la causa de la señora Larsen. Oiga, tendré que decir la verdad y, si digo la verdad, ¿qué va a pasar? Porque he tenido esa sensación", ha indicado dando por hecho que la Justicia británica lo citará.

"¿Qué quieren que diga? ¿Quieren que mienta y que no diga los encargos que recibí del CNI contra la señora Larsen?, ha preguntado Villarejo, para quien la Fiscalía pide 109 años de cárcel en el juicio que se celebra desde octubre por tres presuntos encargos de espionaje.

Villarejo relató con anterioridad en sede judicial que en una reunión en Londres Larsen le contó que estaba "aterrada" y amenazada por su relación con el rey emérito, y señaló que no entendía cómo Sanz Roldán, con el que tiene una enemistad manifiesta, fue a "amenazar de muerte a esa mujer" y no envió a "alguien anónimo" como él.

Publicidad