El presidente del PP, Pablo Casado, ha calificado de "inadmisibles" las declaraciones del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador: Ha exigido a Pedro Sánchez que le diga a ese "gobierno izquierdista" que España "no acepta difamaciones" sobre la historia. Casado ha criticado que el "amigo" de Sánchez pidiera por carta a Felipe VI y al papa Francisco que se disculpen por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista del actual México: "Demuestra una ignorancia escandalosa y es una afrenta contra España y su historia".

Casado ha criticado que el "amigo" de Sánchez pidiera por carta a Felipe VI

Desde el gobierno, en un comunicado, se rechazan las consideraciones de López Obrador además de lamentar la publicación de la carta. El ministro de Cultura, José Guirao, ha admitido que no entiende la petición del presidente de México, llevando a la política una corriente de pensamiento indigenista: "López Obrador tiene derecho a pedir lo que quiera, pero no lo entendemos y pensamos que no responde a los criterios históricos de lo que fue la presencia española en México, sino más bien a un pensamiento contemporáneo que no pone en contextos los hechos históricos".

Solo Podemos, a través de Ione Belarra, quieren emprender "un proceso de recuperación de la memoria democrática y colonial que restaure a las víctimas". El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, amigo de Obrador, dice que ha hablado de esto con él, pero no en esos términos. Sí cree que se puede pedir mutuamente perdón por las cosas que unos y otros han hecho, ya que "hubo tropelías, pero también ha habido gente extraordinaria".

También te puede interesar...

El presidente de México pide a España que se disculpe por los excesos de la conquista