El presidente mexicano, López Obrador, considera que la única manera de conseguir una reconciliación plena entre su país y España es reconociendo los excesos que cree se cometieron durante la conquista. En el texto, enviado al Ministerio de Asuntos Exteriores, reclama al rey que pida disculpas. Además, lo reclamará en público en la conmemoración de una de las batallas contra los españoles.

Exteriores no ha contestado, pero esta reclamación puede suponer un elemento distorsionante en la relación entre los dos países, apenas dos meses después de la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El año que viene se cumplen 200 años de la independencia de México y dentro de dos es el aniversario de la caída de Tenochtitlán, la capital del imperio Mexica, a manos de la expedición de Hernán Cortés, ayudado por los indígenas opuestos al dominio mexica.

España rechaza "con toda firmeza" que México exija a Felipe VI pedir perdón

El Gobierno de España rechazado "con toda firmeza" este lunes la carta del presidente de México. "El Gobierno de España lamenta profundamente que se haya hecho pública la carta que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos dirigió a su majestad el Rey el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazamos con toda firmeza", han señalado desde Moncloa.

Para el Ejecutivo de Pedro Sánchez, "la llegada hace quinientos años de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas" como pretende el mandatario mexicano.

"Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria", han apuntado desde Moncloa.

Las redes sociales ardieron con opiniones de descontento. Las reacciones fueron desde cuestionar la salud mental del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, hasta la incredulidad de que realmente se esté haciendo una petición así en pleno siglo XXI.