EN UNA CONFERENCIA DE PRENSA JUNTO A HOLLANDE

Rajoy reitera que hablará con Cataluña sobre los problemas reales de los ciudadanos, no para celebrar un referéndum

El presidente del Gobierno ha ratificado su disociación al diálogo con Cataluña pero aclara que su intención es abordar "los problemas reales de los ciudadanos", como las infraestructuras o la dependencia.

Mariano Rajoy junto a Hollande en Málaga

Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado su disposición al diálogo con Cataluña pero para hablar solamente de los problemas reales de los ciudadanos de esa comunidad, no para celebrar un referéndum, para "liquidar la soberanía nacional" o para incumplir la ley.

Rajoy ha reiterado ese planteamiento en la conferencia de prensa que ha ofrecido junto al presidente francés, François Hollande, al término de la XXV cumbre bilateral, celebrada en Málaga, y al ser preguntado por las informaciones en las que se apunta la posibilidad de una nueva vía de diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado el mensaje que viene lanzando ante la apuesta soberanista en Cataluña, consistente en que sigue teniendo la mano tendida para hablar con el presidente de la Generalitat,Carles Puigdemont. Pero ha aclarado que su intención es abordar "los problemas reales de los ciudadanos", como pueden ser, ha citado como ejemplo, las infraestructuras o la dependencia

En ese momento ha criticado la ausencia de Puigdemont de la Conferencia de Presidentes al considerar que en ella se habló de asuntos que les incumbe a todos los españoles, incluidos los catalanes, como la financiación o la demografía. "De eso quiero hablar, y de infraestructuras, de inversiones, de lo que importa de verdad a la gente", ha insistido.

Si esa es su primera prioridad, la segunda ha dicho que es que las instituciones que representan al conjunto de los ciudadanos, los representen a cien por cien. Algo que considera que no ocurre en Cataluña, porque cree que "al servicio de una ideología, el independentismo", se está dividiendo a la sociedad catalana.

En ese contexto, ha advertido, en alusión a la CUP, de los riesgos de dejar en manos de una fuerza "radical y extremista" el gobierno de la Generalitat y que sea la que pueda "nombrar quitar presidentes". "Eso es muy malo para la salud democrática de las instituciones y de Cataluña", ha añadido antes de considerar que evitar que eso ocurra es su tercera prioridad. Por eso, está dispuesto a hablar sobre esas tres prioridades, pero no para decidir cómo se incumple conjuntamente la ley.

Rajoy pide que se respete la presunción de inocencia de Pedro Antonio Sánchez

Rajoy, ha pedido "prudencia" y que se respete la presunción de inocencia del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que ha sido citado a declarar como investigado en el caso Auditorio.

El presidente del Gobierno ha respondido así al ser preguntado por la citación para el día 6 de marzo del presidente murciano por el caso de supuesta corrupción urbanística cuando era alcalde de la localidad de Puerto Lumbreras.

Rajoy ha insistido en reclamar "prudencia" y que se respete la presunción de inocencia, que es, a su entender, "uno de los derechos humanos más importantes". También ha recordado que en los últimos dos o tres años se han archivado 16 denuncias contra Sánchez.

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat, Pere Aragonés

Así es la "España multinivel" diseñada por el PSOE para dar encaje a Cataluña

Ante las demandas de la Generalitat de celebrar un referéndum de autodeterminación y conceder la amnistía a los condenados por el procés, Pedro Sánchez responde con un modelo autonómico de cogobernanza federal

El expresidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent

El TSJC cita como investigados a Torrent y a 3 miembros de JxCat y ERC por desobediencia al Constitucional

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha citado a declarar como investigados a Roger Torrent y a los otros 3 miembros de JxCat y ERC de la Mesa que presidió en el Parlament, por un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional.