130.005167

Publicidad

Congreso de los Diputados

Duro debate de despedida del año entre Pedro Sánchez y Pablo Casado por la gestión del coronavirus

Entre avisos de endurecimiento de las medidas contra la pandemia de coronavirus ante la Navidad, el presidente del Gobierno y el líder de la oposición se han cruzado duros reproches sobre la gestión del estado de alarma, como despedida de las sesiones del Congreso de los Diputados este año.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reprochado al líder del PP, Pablo Casado, defender una "agenda lunática" con riesgos inexistentes para la democracia y le ha planteado si no cree que, en vez del Ejecutivo, es la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien puede ponerla en riesgo.

"Hágaselo mirar"

Sánchez ha lanzado una serie de duros reproches a Casado durante el debate tras su comparecencia en el pleno del Congreso de los Diputados para informar del estado de alarma y de las últimas cumbres europeas. Tras lamentar que el líder del PP use hasta las Navidades para meterse con él ("Señor Casado, felices fiestas, feliz Navidad; hágaselo mirar", le ha dicho irónicamente en ese momento"), se ha mostrado sorprendido de que hable de una libertad en peligro. "Hablan del riesgo de que se instaure en España una república socialista-bolivariana cuando resulta que el líder de la oposición en Venezuela viene a vivir a España", le ha recordado entre aplausos de la bancada socialista.

Ayuso entra en el debate

Sánchez ha pedido a Casado en la sesión de control al Gobierno que diga quién pone más en riesgo la democracia, "un Gobierno legítimamente elegido por esta cámara o una presidenta autonómica, la de Madrid, que defiende punto por punto la carta de unos militares retirados llamando al golpismo en nuestro país". Sánchez ha criticado igualmente al PP que siga utilizando para hacer oposición el terrorismo ya derrotado de ETA. Por todo ello, y después de que Casado le pidiera que intentara parecerse a la canciller alemana, Angela Merkel, le ha instado a dejar de parecerse a la ultraderecha en sus discursos y sus acciones.

Y Merkel

Antes el líder del PP, Pablo Casado, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a pedir "perdón" a los españoles por su gestión de la pandemia y a hacerlo "entre lágrimas", como las que vertió la semana pasada la canciller alemana, Angela Merkel. "Sienta de verdad", la ha espetado. Casado ha utilizado su intervención en el Pleno de la Cámara para reprocharle que acuda al Congreso a "presumir" de la gestión de la crisis del coronavirus cuando en la última jornada han fallecido 388 personas y que, encima, cometa la "deslealtad de decir que Alemania está mucho peor". "Baje usted del Falcon, toque tierra, mire a los ojos a los médicos, a las familias, a los españoles, a los parados, a los jóvenes emigrados y dígales dos palabras: gracias por lo que han hecho y perdón porque presido un Gobierno que es incompetente, ha mentido y que además es tan arrogante de no reconocer el daño infligido en la sociedad", ha proclamado.

55 días esperando

Casado ha criticado en el Congreso de los Diputados que el PSOE y sus socios "tumbasen" el plan jurídico del PP para evitar recurrir al estado de alama y que no quiera someterse al control parlamentario. "Esto no es un estado de alarma, esto es una alarma de Estado", ha proclamado. Tras afear a Sánchez que haya tardado "55 días en devolverle" una llamada, Casado se ha quejado de que el Gobierno no acepte su pacto de Estado Sanitario, que, según ha dicho, apuesta por la investigación "con el 2% del PIB", la atención a mayores en residencias y la creación de una Agencia Nacional con presencia en Madrid de las comunidades autónomas.

Publicidad