120.00

Publicidad

Coronavirus

Las comunidades ensayan confinamientos que no lo parezcan por falta de competencias

Ante la extensión y peligrosidad de los rebrotes de coronavirus en diferentes comunidades sus gobiernos buscan fórmulas para que no se descontrolen, pero chocan con el obstáculo de la falta de competencias.

La escalada de contagios continúa en aumento en España con casi 6.000 nuevos casos en la última semana, lo que ha llevado a casi todas las comunidades autónomas a imponer la obligatoriedad de la mascarilla y a ensayar medidas para reducir la movilidad de los ciudadanos al margen del estado de alarma, sobre todo en Cataluña y Aragón, las más afectadas. El Ministerio de Sanidad ha notificado 628 nuevos contagios de coronavirus detectados en las últimas 24 horas, siendo Aragón, con 252 casos, y Cataluña, con 212, las comunidades que más engrosan ese número.

Sin estado de alarma suben los contagios

En las cifras publicadas, destaca el incremento de contagios registrados en la última semana, que casi se han duplicado con respecto a los de la semana pasada: 5.965 frente a 2.944. Con casi 160 brotes repartidos por el territorio y con una transmisión comunitaria "fuerte" en ciertas zonas de Cataluña, los distintos gobiernos autonómicos hacen llamamientos a la responsabilidad individual y a confinamientos voluntarios, refuerzan la obligatoriedad del uso de la mascarilla y experimentan con fórmulas -no siempre afortunadas- que permitan limitar los movimientos de los ciudadanos. Solo pueden recomendar aquellas medidas que afecten a derechos básicos, como la libertad de movimiento. Y, en última instancia decide un juez. Presidentes como el castellano-manchego García-Page reconocen sus limitaciones. Pero el Gobierno dice que ahora ya es cosa de las comunidades. La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, ha expresado su respaldo a las decisiones "acertadas y eficientes" de las comunidades autónomas para controlar los brotes de coronavirus, a las que ha ofrecido la "ayuda y disposición absoluta" del Estado.

¿Confinamientos sin competencias?

Casi un mes después del fin del estado de alarma, las comunidades indagan las fórmulas para contener los contagios crecientes en un contexto en el que se permiten los movimientos entre territorios y están abiertas las fronteras para la recepción de turistas.

Tan sólo dos territorios, Asturias y Ceuta, han reportado cero casos en las últimas 24 horas, hay focos repartidos por todo el país, pero lo peor de la pandemia se sitúa en estos momentos en Aragón y Cataluña. Cataluña ha notificado 1.111 nuevos positivos, de los que 346 corresponden a la ciudad de Barcelona, 195 a la comarca del Segrià y 67 a L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Esta situación ha llevado a la Generalitat a recomendar a casi 3 millones de personas de Barcelona y su área metropolitana, y de las comarcas leridanas del Segrià y la Noguera, que no salgan de casa en 15 días, excepto para ir a trabajar y hacer las compras imprescindibles, al haberse triplicado los casos de COVID-19 en estas zonas en la última semana. Las restricciones afectarían a Barcelona y doce localidades más de su entorno. En Lleida, donde ya estaba vigente el cierre del perímetro en siete municipios del Baix Segre, las restricciones se amplían a una treintena de localidades de la comarca de la Noguera y el resto del Segrià.

Críticas a Torra por llegar tarde

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado que "el Govern llegó tarde a Lleida y llega tarde al área metropolitana" por no haber reforzado la vigilancia epidemiológica para evitar el aumento de casos de la covid-19.

También en Aragón se ha pedido a los ciudadanos que opten por un confinamiento "voluntario", ya que Zaragoza, que junto con el resto de municipios de la Comarca Central en la que se ubica, otras cuatro comarcas aragonesas y las ciudades de Huesca y Barbastro han tenido que retroceder a la fase 2 de la desescalada debido a los brotes de coronavirus. Como la comunidad no tiene competencias para decretar legalmente un confinamiento, el Gobierno de Aragón se ha tenido que limitar a apelar a la responsabilidad ciudadana para evitar los movimientos con origen o destino en la comarca, y también los personales. Además, no descarta retrotraer a la ciudad de Zaragoza y otras zonas de la Comunidad a una fase 2 no flexibilizada si continúa el crecimiento de las transmisiones comunitarias de la enfermedad. La Dirección General de Salud Pública de Aragón ha notificado 255 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, 84 de ellos asintomáticos, de los que 136 lo han sido en Zaragoza capital y su entorno.

Publicidad