El comisario jefe responsable de Información de la Policía Nacional, Eugenio Pereiro, ha alertado este miércoles sobre la proliferación de propaganda yihadista en español y la posibilidad de que se produzcan nuevos atentados. "Es cuestión de tiempo y nos volverá a golpear", ha dicho.

"En España la amenaza del terrorismo yihadista es clara, real y grave y, desgraciadamente, se materializará nuevamente, es cuestión de tiempo y nos volverá a golpear", ha dicho Pereiro durante su intervención en el curso 'Derechos humanos e igualdad en el ámbito policial', dentro del programa de actividades de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

Entre las preocupaciones del responsable de la Comisaría General de Información y jefe de la lucha antiterrorista figura que "en los últimos meses hayan proliferado de forma alarmante" los grupos vinculados a Estado Islámico que recurren al español para difundir su propaganda. Según él, el español es ya "uno de los principales idiomas" en los mensajes yihadistas.

Pereiro ha señalado que en lo que va de 2019 la Policía Nacional ha detenido a 28 personas por terrorismo yihadista --de un total de 38 arrestados--, y que el 85% de ellos está en prisión. En este sentido, ha defendido la idoneidad de actuar de forma preventiva porque, ha dicho, "no se puede esperar a que el sospechoso cometa un atentado para detenerle".

No obstante, ha subrayado que la actuación antiterrorista no se basa en "detenciones preventivas" ya que cuentan con respaldo judicial a partir de "evidencias digitales", en referencia a las pruebas recabadas por el rastro en Internet y en las comunicaciones de los sospechosos que, posteriormente, sirven de base para muchos arrestos.

En lo referente a la relación entre actuación policial y derechos humanos, el mando de la Policía ha sostenido que una actuación eficaz contra la amenaza terrorista no justifica la tortura. Al ser preguntado sobre su opinión sobre cárceles como Guantánamo, Pereiro ha respondido que él ha estado en este centro dos veces. "No voy a criticar la política de EEUU, pero aquí no cabría esa posibilidad. Es impensable en España", ha comentado.