69.994500

Publicidad

Coronavirus

Instalan una carpa junto al Hospital de Zaragoza para atender a las urgencias por coronavirus

El Hospital Clínico de Zaragoza ha comenzado a instalar una carpa para atender urgencias. Los efectivos del Ejército del Aire ya han preparado el material y estará lista en los próximos días.

La Dirección General de Salud Pública ha detectado en las últimas 24 horas 348 nuevos casos de coronavirus en Aragón. La distribución por provincias es la siguiente: 32 casos en Huesca, 11 en Teruel y 305 en Zaragoza.

Una carpa para atender urgencias por si hay colapso

Es por ello que se ha decidido instalar junto al Hospital Clínico de Zaragoza, en concreto, en su aparcamiento, una carpa para atender los casos urgentes que puedan llegar de personas con síntomas de coronavirus. En esta carpa podrían estar hasta 40 pacientes a la vez.

Es el hospital donde más casos se están tratando y esta carpa funcionará como apoyo por si las plantas destinadas a Covid-19 se llenan. Por el momento hay espacio, pero prefieren reforzarse ante el aumento de los casos.

Así están los hospitales

En los hospitales de Aragón actualmente hay 555 camas ocupadas por pacientes afectados por coronavirus o por sospecha del mismo -48 en UCI y 507 en planta-.

La Comunidad tiene en estos momentos un total de 187 camas de UCI con respirador y 3.840 camas de hospitalización convencional lo que supone, teniendo en cuenta la ocupación de pacientes covid y también los ingresos de pacientes de otras patologías, una disponibilidad del 49% de camas UCI y del 40% en las de hospitalización convencional.

"La tormenta perfecta"

El presidente de Aragón, Javier Lambán, considera, ante la proliferación de casos de coronavirus en Zaragoza, que en la capital aragonesa se da la "tormenta perfecta", con una ciudad muy grande en la que viven muchos temporeros y con profusión de reuniones familiares y de ocio juvenil y nocturno.

Lambán ha explicado que llegan anualmente 15.000 temporeros, trabajadores inmigrantes contratados por más de 3.000 empleadores, una estructura "muy atomizada" que es "muy difícil de controlar", y muchos de ellos viven en Zaragoza.

Descartado el confiamiento

En cualquier caso, Lambán no se plantea confinar la ciudad, porque no hay "instrumentos jurídicos" para hacerlo, pero si los tuviera tampoco lo habría decidido por lo que supondría un nuevo confinamiento en el "motor cultural y económico" de la comunidad.

Las medidas que se están tomando se basan en hacer controles "muy rígidos" en Zaragoza para evitar que las personas que hayan dado positivo abandonen su domicilio durante la cuarentena.

Publicidad