El ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, ha alertado sobre las "penas de telediario" que surgen en casos como los de Plácido Domingo, que ha sido acusado por nueve mujeres de acoso sexual, al tiempo que ha reconocido que no le gustan las "denuncias anónimas".

"También existe y no está en el ordenamiento jurídico español la pena de telediario, con la que una vez denunciado, tu imagen y figura está en entredicho. Eso también crea daños. Vamos a dejar que la justicia trabaje y hay que presumir siempre la inocencia, sobre todo la del denunciado", ha defendido el ministro durante su visita a la Geoda Gigante de Pulpí (Almería).

Guirao ha reiterado que no le gusta hacer "juicios morales" en casos como éste, ni del denunciante ni del denunciado, porque "se corre el peligro de posicionarse". "Creo que cuando alguien habla, algún motivo tendrá, pero tiene que demostrarlo porque está en juego la honorabilidad y el comportamiento de una persona y en el ordenamiento jurídico existe la presunción de inocencia", ha defendido.

En cualquier caso, ha reiterado que no le gusta opinar sobre casos así porque se trata de "temas privados que afectan a un señor tan conocido y a su reputación como persona". También ha aludido a las denuncias anónimas --solo una de las nueve mujeres, Patricia Wulf, ha revelado su identidad--.

"Las denuncias anónimas tampoco me gustan. Las respeto, pero siempre te crea un problema moral de quién lo hace, por qué y con qué pruebas. Son temas muy delicados, hay que dejar que la justicia hable si llega a los tribunales y, si es verdad que hubo este comportamiento, que sufra las consecuencias que la ley marque", ha concluido.