120.00

Publicidad

Coronavirus

El Gobierno vasco cierra la comunidad y limita la movilidad entre municipios por el coronavirus

El Gobierno vasco ha decidido el confinamiento de la comunidad y restringir los movimientos entre municipios, con las excepciones de los movimientos por urgencia o necesidad. Aplicará el estado de alarma con toque de queda entre las 23 horas y las 6 de la mañana.

El Gobierno Vasco limitará, con excepciones por motivos sanitarios, laborales o de fuerza mayor, la limitación de la entrada y salida de personas en el territorio de la comunidad autónoma de Euskadi. De forma adicional, queda limitada la entrada y salida de personas del término municipal en que las personas tengan fijada su residencia. Se permitirá la movilidad entre municipios colindantes de tránsito habitual para la realización de actividades socioeconómicas.

Las nuevas restricciones

El Gobierno Vasco publicará un decreto con estas y otras medidas de prevención para hacer frente a la expansión del coronavirus. Entre las medidas que se incluirán en la norma, se encuentran las ya recogidas por el Gobierno central en el estado de alarma decretado para todo el Estado, como la restricción de movilidad en horario nocturno (de 23.00 a 6.00 horas). De igual manera, la permanencia de grupos en espacios públicos y privados quedará condicionada a un máximo de seis personas. El objetivo de estas medidas es contribuir a contener la propagación de las infecciones por coronavirus.

Parecidas medidas han tomado Aragón y Asturias y se mantienen en Navarra.

Excepciones

Las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las actividades previstas en el artículo 5.1 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre. Entre estas actividades necesarias destacan las sanitarias, laborales, profesionales, educativas, cuidado de personas mayores o menores, entre otras. Asimismo, se establece la limitación de la entrada y salida de personas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Las medidas previstas en este decreto serán objeto de seguimiento y evaluación continua y, en todo caso, deberán ser analizadas en un plazo no superior a 15 días, con el fin de garantizar su adecuación a la evolución de la situación epidemiológica, pudiendo, a estos efectos, prorrogarse, modificarse o dejarse sin efectos.

Publicidad