Nieves Casado perdió a su hija hace dos años por un tumor cerebral. Ahora, días antes de las Elecciones Generales del 28A, ha enviado una dura carta a los políticos.

En la misiva pide que se invierta más dinero en la investigación contra el cáncer infantil. Su hija, padecía un tumor en el tronco cerebral llamado DIPG, que padecen entre 20 y 30 niños cada año.

En un vídeocarta en la plataforma Change.org y bajo en hashtag #laorejade avisa que sus palabras son muy duras pero representan la cruda realidad de muchos padres que tienen que ver como sus hijos padecen "vómitos, fiebre, perdida de pelo y duras operaciones".

Asimismo, esta madre les ha recordado que no necesitan que "llenen los buzones de propaganda" sino que gastan el dinero en "salvar vidas".

Nieves ha recogido casi 260.000 firmas en el Congreso. Esta grave enfermedad tiene menor incidencia en los menores y por eso recibe menos fondos. El 70% de los afectados por DIPG fallecen en el primer año tras el diagnóstico y el 90% en el segundo año.

También te puede interesar...