"Sabíamos que no veníais a vernos por nosotros, sino que estamos por España, que es nuestra patria y el futuro de nuestros hijos. Nosotros y vosotros habéis cumplido, y ahora habrá una voz en el Congreso que antes no se oía", destacó Abascal en su discurso entre gritos de "España unida, jamás será vencida".

El líder de Vox lanzó un mensaje a lo que volvió a llamar "la derechita cobarde": "La única responsabilidad es de quienes tuvieron 186 escaños y no impidieron que España se rompiera".

Abascal ha dicho que "24 diputados representarán el orgullo de ser español dirán en el Congreso que la unidad de España no se debate", añadió.