En los meses anteriores a las elecciones municipales, Valls ya se desmarcó explícitamente de la estrategia de pactos de los de Albert Rivera, después de que PP y Cs desbancaran al PSOE en Andalucía con el beneplácito de Vox y la formación naranja descartara cualquier acuerdo de gobierno con Pedro Sánchez.

Valls, que apuesta por un entendimiento entre los tres grandes partidos "constitucionalistas" -PSOE, PP y Cs-, apeló en diversas ocasiones a Albert Rivera, así como a Pedro Sánchez y Pablo Casado, a tender puentes entre ellos y aislar a la extrema derecha.

Anoche, ante el panorama de posibles pactos que se abre a partir de ahora, Valls dio a entender que se plantea romper con Cs si pacta con Vox en Madrid, en un momento en que el PP quiere explorar posibles acuerdos con estas dos formaciones tanto en la alcaldía como en el gobierno de la comunidad.

"Cualquier acuerdo con Vox para conquistar una comunidad autónoma o una gran ciudad, y pienso en la capital de España, sería una ruptura total y definitiva con un partido", advirtió el ex primer ministro francés, sin citar explícitamente a Ciudadanos pero en clara alusión a su socio de candidatura en la capital catalana.

Valls, que criticó en su momento el pacto en Andalucía, emitió entonces un comunicado en el que se comprometió a no pactar nunca con Vox para alcanzar la alcaldía de Barcelona, un compromiso que ha reiterado durante la campaña electoral.

Por su parte, la dirección de Ciudadanos ha creado un comité nacional de negociación de gobiernos para acordar "los mejores" pactos para gobernar en aquellos ayuntamientos y comunidades donde Cs tiene la llave y que, de momento, no ha recibido instrucciones de vetar al PSOE ni tampoco excluir a Vox.

También te puede interesar...

Carmena pierde la Alcaldía

El PSOE gana en la Comunidad de Madrid pero la derecha suma mayoría