57.850667

Publicidad

CULTIVO DESTROZADO

El Segura vierte al mar el equivalente a 20.500 piscinas olímpicas tras la DANA

El nivel del agua se ha elevado 70 centímetros. En el Levante está todo lleno de fago. Además la DANA puede causar la ruina de los agriculto pues ha dejado 300.000 hectáreas destrozadas

La Gota Fría nos deja cifras desgarradores que dan idea de la tragedia. Mucha gente lo ha perdido todo. El volumen de agua es tan grande que el nivel del Mar Menor ha subido tanto que está vertiendo al mar el equivalente a 20.500 piscinas olímpicas

El mar Menor ha subido hasta 70 centímetros debido a la DANA

El nivel del agua del mar Menor ha subido hasta "los 53 centímetros, con picos superiores a los 70 en algunos momentos", ha afirmado este lunes el consejero de Agricultura de Murcia, Antonio Luengo, tras reunir a un comité científico de expertos de la laguna. Tras analizar diversos datos después de las fuertes lluvias de los últimos días en la región, Luengo ha dicho a los periodistas: "Tenemos otra vez al enfermo en la UCI", recordando que el mar Menor ya sufrió en 2016 una riada que le ocasionó un daño ambiental del que se iba recuperando.

El ecosistema está en peligro debido a un volumen de agua tan importante que se cree que podrían tardarse más de veinte días en salir al mar Mediterráneo por las cinco golas o canales naturales artificiales existentes y que facilitan el intercambio de agua entre ambos mares.

La gota fría deja más de 17.000 rayos sobre la península el fin de semana

La DANA o gota fría, que ha devastado el sureste peninsular con lluvias torrenciales e importantes inundaciones en los últimos días, ha tenido también gran protagonismo eléctrico y así en las últimas 48 horas se han contabilizado 17.010 rayos sobre la península. Del total de rayos, 7.413 corresponden al sábado y 9.597 al domingo, y la franja horaria que más descargas abarcó va desde las 8:00 horas a las 16:00 horas del domingo, con casi 5.500 rayos, según los últimos datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El temporal ha arrasado 300.000 hectáreas de cultivos, según Asaja

El temporal ha arruinado más de 300.000 hectáreas de cultivos de las comunidades autónomas en las que se ha dejado sentir en los últimos días, según estimaciones de la organización agraria Asaja. Las hortalizas, el olivar, los cítricos y otros árboles frutales, así como las viñas, son los principales cultivos afectados por la DANA que atravesó la semana pasada la península Ibérica. Asaja dice que de las más de 300.000 hectáreas afectadas, en buena parte los daños son irreversibles, por lo que reclama al Gobierno la declaración de zona catastrófica para las provincias siniestradas y un plan urgente de ayudas para los agricultores afectados.

De las 300.000 hectáreas de cultivo dañadas, 150.000 hectáreas se encuentran en la provincia de Alicante, concretamente en la zona de la Vega Baja y el Alto Vinalopó, donde se ha perdido el 100% de los cultivos hortícolas (alcachofa, patata, batata, boniato, brócoli, coliflor, zanahoria…). Son unas producciones que tienen un bajísimo índice de contratación del seguro (entre 5-10%), por lo que las pérdidas para los agricultores van a ser millonarias.

Ahora preocupa mucho la evolución de los cítricos en toda la Vega Baja, donde hay numerosas parcelas con los árboles anegados. Habrá que esperar para peritar y cuantificar los daños.

El campo valenciano ha sufrido pérdidas superiores a los 100 millones de euros

La gota fría ha causado unas pérdidas superiores a los 100 millones de euros sobre los cultivos agrícolas de la Comunitat Valenciana, según una primera estimación elaborada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

La provincia de Alicante acapara la mayor parte de los daños, con un balance desolador que supera los 92 millones de euros, mientras que entre las comarcas valencianas afectadas por el temporal destacan la Vall d’Albaida, La Costera, La Ribera y L’Horta Sud, donde se registran alrededor de 6 millones de pérdidas.

En total, la superficie agrícola de la Comunitat que ha sucumbido a los efectos catastróficos de la DANA sobrepasa las 46.000 hectáreas.

A estas primeras previsiones, advierte AVA-Asaja habría que sumar los destrozos y los sobrecostes en alimentación en las explotaciones ganaderas, así como en las infraestructuras agrarias y en la maquinaria agrícola, cuya evaluación resulta a día de hoy más difícil de concretar.

Publicidad