Además, cualquier ciudadano del espacio europeo que quiera permanecer más de tres meses en Reino Unido, tendrá que presentar una solicitud para que se le conceda un permiso provisional que podrá ser de hasta tres años.

Estas medidas "nos devolverán el control de nuestras fronteras por primera vez en décadas", ha destacado, aunque ha defendido igualmente un "enfoque práctico" para "minimizar los problemas y garantizar que Reino Unido sigue estando abierto a los negocios".

"Si Reino Unido sale de la UE sin un acuerdo, el Gobierno pondrá fin al libre movimiento lo antes posible y ha aprobado una Ley de Inmigración para ello. Solo durante un periodo de transición, los ciudadanos EEA (europeos) y sus familiares, incluidos los ciudadanos suizos, podrán venir a Reino Unido para visitas, trabajo o estudio y podrán entrar en Reino Unido igual que hasta ahora", ha explicado el departamento de Javid en un comunicado. Sin embargo, si quieren permanecer en el país más de tres meses, tendrán que pedir un permiso.