Reforma laboral

Las dudas sobre la reforma laboral desbordan a despachos y consultoras

La temporalidad y los contratos fijos discontinuos son las principales preguntas de los empresarios.

Un operario descarga la mercancía de un camión junto una oficina de empleo en Madrid, en una fotografía de archivo

Efe Un operario descarga la mercancía de un camión junto una oficina de empleo en Madrid, en una fotografía de archivo

Publicidad

La aprobación de la reforma laboral deja una serie de preguntas: ¿Qué ocurrirá con los contratos temporales en vigor?, ¿cómo debemos planificar las nuevas contrataciones?, ¿cómo calculamos la antigüedad del trabajador en los contratos fijos discontinuos? El nerviosismo y las dudas se han instalado en las empresas y esto ha provocado una avalancha de consultas en despachos de abogados y asesorías.

La mayor preocupación de las empresas son los cambios en la temporalidad de los contratos. "Aproximadamente el 90% de nuestros clientes han solicitado información al respecto", nos cuenta Mónica García, directora del departamento laboral de MLT asesores.

La cifra de temporalidad en nuestro país continúa siendo alta, un 25,38% de los trabajadores tienen un contrato de estas características. Por ello, la duda principal es si los contratos temporales en vigor deben convertirse en indefinidos o no: "los formalizados antes del 31 de diciembre de 2021 se rigen por la normativa anterior", confirma García.

Antigüedad de los contratos fijos discontinuos

Además, se podrán realizar contratos temporales en base a la antigua legislación hasta el 30 de marzo de este año, siempre y cuando no excedan los seis meses de duración.

Otra de las cuestiones que más preocupa según Silvia Palacios, socia directora del departamento laboral de Selier Abogados, es "cómo computa la antigüedad en los contratos fijos discontinuos".

A la pregunta: ¿se debe considerar toda la duración del contrato de trabajo o únicamente los períodos de actividad?, Palacios aclara que la mayor parte de los expertos se inclinan por que solo sume el tiempo efectivo de actividad, a la hora de calcular la antigüedad de un trabajador.

Los sectores con más dudas

Sectores como el comercio, hostelería y hotelería, señala Palacios, son los más dubitativos, sobre todo en materia de contratación. "El contrato temporal se utilizaba mucho en el sector servicios. Ahora se preguntan qué hacer si no pueden recurrir al contrato por obra y servicio y si deben acogerse al contrato fijo discontinuo", apunta.

En esta línea, Joan Martínez, gestor administrativo de Gestoría Condalasegura, asegura que el cambio está generando indecisión en algunos empresarios: "las empresas se lo piensen mucho antes de contratar a un empleado si tienen que hacerle indefinido desde un principio".

"La actividad está siendo muy intensa, hay muchísimas consultas" confirma Jesús Lahera, catedrático de Derecho del Trabajo en la Universidad Complutense de Madrid y consultor de Abdón Pedrajas. Para atender la demanda de información de sus clientes sobre la nueva norma han comenzado a organizar webinars y foros explicativos. En el último, celebrado el pasado 18 de enero, se conectaron -explica- 800 interesados.

Pero no son los únicos que han recurrido a esta modalidad para seguir resolviendo las dudas que se acumulan, "La semana pasada hicimos cuatro sesiones de formación específica, un webinar abierto y en las dos próximas semanas tenemos agendadas charlas con organizaciones vinculadas a los recursos humanos", enumera por su parte Silvia Palacios.

Por todo ello, despachos y consultoras creen que la avalancha de dudas continuará en las próximas semanas, debido a "la dificultad de interpretar el texto normativo" que indica Palacios. Una reforma que acaba de aprobarse en el Congreso, y que trae consigo muchas preguntas que empresarios y trabajadores buscan resolver.

Publicidad