El tiempo corre y el Brexit sigue sin solucionarse, y ello afecta a muchas empresas españolas. A los mercados de Reino Unido llegan tomates que viajan 3.500 kilómetros, desde las Islas Canarias, para llegas hasta los británicos.

Al año se exportan desde España unas 74.000 toneladas de tomate y pepino y la mitad van a Reino Unido. Ahora, las empresas españolas están más preocupadas. Temen el impacto directo del nuevo escenario en el Reino Unido, donde la confusión también es enorme.

El Gobierno ha enviado a varias empresas españolas una carta con recomendaciones para afrontar esta incertidumbre.