Las reservas turísticas crecerán esta Semana Santa hasta un 12%, según las previsiones que manejan las agencias de viaje, beneficiadas por una festividad que este año cae más tarde, en abril, y para la que se prevé un récord con 200.000 nuevas contrataciones, pese a la desaceleración que sufre el sector.

Aunque la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave) prevé un crecimiento medio de las reservas del 10%, este porcentaje podría alcanzar el 12% en las zonas de costa o el País Vasco motivadas, especialmente, por las mejores previsiones del tiempo y las fechas tardías de esta Semana Santa.

Para estos días, se espera que la ocupación hotelera crezca un 10% con respecto a la anterior festividad, según los datos de la Confederación Española de Alojamientos Turísticos (Cehat), y que llegue al 87% en los días festivos y el fin de semana y al 60% en el resto.

En el caso de Madrid, la ocupación rondará el 84%, frente al 82,63% del año pasado, según las estimaciones de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM).

Durante estos días, los españoles optarán, fundamentalmente, por viajes dentro del país (60%), mientras que el 40% se desplazará al extranjero, destacando las capitales europeas, los destinos del norte de África o Estados Unidos, según ha señalado el vicepresidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido.

Reino Unido, pese al 'brexit', sigue siendo uno de los destinos turísticos más demandados por los españoles y, en paralelo, el turismo británico sigue incrementando su importancia para España con un aumento del 5,4% del gasto en lo que va de año, de acuerdo con Exceltur.

En España, el turismo se reparte entre el sol y playa -centrado en las comunidades insulares y la Costa Brava- y el turismo cultural y "de procesiones", donde Madrid, Sevilla y Málaga serán los principales focos, según las fuentes consultadas.

Los españoles gastarán una media de 481 euros en sus viajes durante estos días, ha señalado el portal Atrápalo, y aquellos que optarán por un crucero serán los que mayor desembolso realicen (2.650 euros), seguidos por los que elige un paquete de vuelo más hotel (1.230 euros).

Por lo que respecta al turismo rural, este sector tendrá una ocupación del 68%, pero en comunidades como Navarra (88%), Extremadura (76%) y Castilla y León (75%) esta cifra aumentará, según el portal especializado 'Escapada Rural'.

Atendiendo a sus previsiones, el turista rural gastará 75 euros diarios de media esta Semana Santa, incluyendo alojamiento, comida y actividades culturales. Por su parte, el sector del camping registrará una ocupación del 80%, según la presidenta de la Federación Española del Camping, Ana Beirain, que cree que el sector se beneficiará al encadenar el fin de la Semana Santa con el inicio de su temporada alta en mayo.

Beirain lamenta que la falta de nieve haya hecho descender las reservas en los cámpines cercanos a estaciones de esquí, pero en cambio destaca el crecimiento en Andalucía, Barcelona y Murcia, donde se registrará un 85 % de ocupación. Sin embargo, la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) encara con optimismo la Semana Santa tras las últimas nevadas, que permitirán alargar la temporada y disfrutar del esquí en abril.

Asimismo, los españoles han sido más previsores que en años anteriores y las reservas para Semana Santa en enero y febrero han aumentado un 32%, mientras que, en general, se ha producido un aumento del 27% de las reservas según Atrápalo.

Se esperan más de 9 millones de desplazamientos

La segunda fase de la operación salida de Tráfico de Semana Santa arranca este miércoles 17 de abril en toda España, excepto en Cataluña y la Comunidad Valenciana, donde dará comienzo el jueves.

Con 9,1 millones de viajes previstos por carretera, esta fase es la más importante de todo el año por el volumen y desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria y por desarrollarse en un periodo de tiempo muy limitado. El dispositivo especial de la DGT finalizará el lunes 22.

Durante esta segunda fase, el flujo principal de tráfico se realizará desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas turísticas de montaña.

Por días, el miércoles se prevén problemas de circulación y retenciones en las salidas de los grandes núcleos urbanos de todas las comunidades autónomas (menos Cataluña y Comunidad Valenciana) para, horas más tarde, trasladarse a las zonas de destino. Las horas más desfavorables para viajar serán entre las 15.00 y las 23.00 horas. Tráfico avisa de que las carreteras con mayor intensidad de tráfico serán, entre otras, las autovías A-1, A-2, A-3, A-4, A-5 y A-6; las autopistas AP-1, AP-2, AP-4, AP-6, AP-7, AP-8 y AP-9 y varias nacionales.

El jueves 18 de abril continuarán las salidas de las grandes ciudades por la mañana, y las intensidades circulatorias serán elevadas, por lo que se pueden producir retenciones. Las horas más desfavorables para viajar son entre las 8.00 y las 14.00 horas.

Ya por la tarde, un día después que el resto de comunidades, Cataluña y Comunidad Valenciana comenzará la segunda fase de la operación salida, al no ser festivo el jueves en dicha comunidad.