Aliona Bolsova es una de las grandes esperanzas del tenis femenino español. La hispano-moldava, que alcanzó los octavos en la presente edición de Roland Garros, afirma que no se esperaba llegar tan lejos y tampoco estar ya en el top 100 de las mejores del planeta.

Su objetivo, eso sí, no es solamente alcanzar a la número 1: "Quiero dar todo lo mejor de mí y ser la mejor deportista y la mejor persona que pueda llegar a ser".

Bolsova, además, reconoce que "día a día" se encuentran "con muchos micromachismos" y que, al comienzo de su carrera, sintió una "gran presión". Y es que la tenista viene de una gran familia de atletas.

Además, ensalza la figura de Rafa Nadal: "A nivel mental y de trabajo no hay ninguno como él".