Josh Norman tiene un contrato de 75 millones y se la juega delante de los toros. Es un enamorado de San Fermín. La estrella de la NFL está compartiendo su experiencia en Pamplona a través de las redes sociales. En el último vídeo se le puede ver saltando un toro, literalmente.

Una acción que mezcla potencia, elasticidad, valentía... y algo de inconsciencia. El vídeo se ha hecho viral en poco tiempo.

Norman solo pedía una cosa: "Lo único que quiero es que no me pillen". Aún así, tuvo un pequeño susto al tropezar en medio del encierro, no llegó a más.

El jugador de la NFL fue sancionado con 1.000 euros al estar con el móvil durante el encierro. No tendrá muchos problemas ya que cobra 15 millones por temporada.

"Es como un chute de adrenalina. Es de los mejores días de mi vida", dijo Norman sobre los San Fermines.

 

Messi y Ronaldo, los más afectados por la polémica de los encierros de San Fermín 2019