"Nunca hago promesas. Por dos razones: la primera es que no soy yo quien hace todo en este club; la segunda, no quiero hacer una promesa en el aire, sin estar seguro de poder mantenerla. Lo único que me interesa es lo concreto, que es hoy", señaló en una entrevista al periódico francés Le Parisien.

Sin embargo, el director deportivo del PSG, cree que "no hay duda de si es una prioridad o no". "Mbappé está ahí, es muy importante para el club, no hay debate al respecto. Al reanudarse los entrenamientos el lunes, llegó con una súper actitud, una sonrisa, como siempre. El es carismático, la gente lo ama mucho. Es importante tener en el equipo un jugador como él, joven y sonriente", apuntó.

Además, se rindió al talento y el carácter del jugador, que le hacen ser "especial". "Tiene 20 años y ya está instalado en la cima mundial. Ser Kylian Mbappé ya es una responsabilidad en sí misma. Después, la dificultad es el mundo del fútbol y lo que se ha hecho de él. Tuvo una increíble temporada 2016-2017 en Mónaco y logró un gran fichaje. La siguiente temporada, juega un Mundial, lo gana...", relató. Por otra parte, el dirigente brasileño considera al delantero galo un jugador polivalente.

"Si observas la carrera de los grandes jugadores, incluso los del pasado, te das cuenta de que todos han jugado en varias posiciones. Este fue el caso de Zidane; Cristiano Ronaldo jugó a la izquierda, a la derecha, de 9, un poco por detrás; Ronaldinho ha evolucionado en todas partes; Neymar y Messi también han cambiado mucho", manifestó.

"Un jugador como Mbappé puede hacer lo que quiera, evolucionar casi en cualquier lugar. Tiene mucha calidad: es rápido, vivo, ágil, técnico, tiene un buen golpe, es inteligente, se ubica bien, sabe cómo crear espacios... Lo tiene todo", añadió. Por último, aseguró que la forma en que maneje las primeras dificultades será "importante para conocer su verdadero valor".

"Pueden surgir dificultades, y ver cómo reacciona será importante. Hasta entonces, tiene un curso irreprochable, perfecto. Si continúa 15 años así, estará a la altura de Messi o Ronaldo", advirtió. "A los 34 años, Ronaldo, todavía sigue. ¿Por qué? Porque tiene su vida, su cuerpo, tiene esta consistencia en el trabajo, la disciplina. Es fundamental que dure. En la duración será juzgado Mbappé. Tiene 20 años, es maduro, avanzará", concluyó.