CLASIFICACIÓN MUNDIAL RUSIA 2018 | UCRANIA 0-2 CROACIA

Croacia jugará la repesca para ir al Mundial de Rusia tras ganar a Ucrania

El delantero del Hoffenheim Kramaric fue el héroe inesperado para los croatas al marcar los dos goles que dan una nueva oportunidad a Croacia de estar presente en el Mundial de Rusia 2018.

Kramaric celebra con Perisic y Vrsaljko el gol de la victoria

Publicidad

Croacia derrotó a Ucrania (0-2) en un partido de alta tensión en la fase de clasificación para el próximo Mundial, un resultado que le aseguró un puesto en la repesca para acceder a la eliminatoria hacia Rusia. El héroe fue el más inesperado, el delantero del Hoffenheim, Kramaric, quien protagonizó un doblete que logró desestabilizar el marcador cuando peor se ponían las cosas en la segunda parte y colocó a su selección en el segundo puesto del Grupo I, liderado por Islandia.

El primer tanto lo anotó en el minuto 62, asistido por un centro del madridista Modric desde la derecha que remató con la cabeza y entró cruzado en la portería. Tras un pase del barcelonista Rakitic, el segundo gol llegó en el minuto 70, cuando Kramaric disparó el balón al fondo de la red. Croacia salió con ganas y forzó dos córners consecutivos en los primeros minutos, cuando Mandzukic, el delantero de la Juventus que se había lesionado en el partido contra Finlandia, saltó al campo contra todo pronóstico y, de hecho, tuvo la primera ocasión con un remate de cabeza.

Los pupilos de Shevchenko se hicieron con el control del balón y dominaron el primer tiempo, durante el que casi todo el peso ofensivo pasó por las botas de Yevgueni Konoplyanka, el exjugador del Sevilla. La actual estrella del Schalke 04 no defraudó y estuvo a punto de inaugurar el marcador tras recibir un pase medido de Marlos, que se marchó fuera por muy poco.

Después fue el turno del central del Shakhtar, Ratkisky, que disparó desde fuera del área y el balón se le escapó de las manos a Subasic y pasó lamiendo el poste izquierdo de la portería. Al principio Modric no lograba hacerse con la manija, mientras el barcelonista Rakitic también pasaba desapercibido. Al menos en la primera parte, el despido del anterior seleccionador, Ante Cacic, por Dalic no dio sus frutos, aunque el nuevo técnico no dejaba de desgañitarse en la banda.

Los nervios y la presión ante la posibilidad de perder el billete al Mundial pisaba los talones a los ucranianos, que se echaron para atrás en la segunda parte, en la que Croacia empezó a ser más insistente. Los líderes del equipo croata, Modric y Rakitic, asumieron sus galones y lograron al menos la repesca, un mal menor para como se habían puesto las cosas.

Publicidad