Cristiano Ronaldo en la entrega de premios de los Globe Soccer Awards

Publicidad

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo confiesa qué no soporta de la alimentación de su hijo

El crack de la Juventus aprovechó la gala en la que fue premiado como mejor jugador del siglo XXI para hablar de sus hijos, especialmente de Cristiano Jr, al que le recrimina la ingesta de varios alimentos.

Como suele ser habitual, Cristiano Ronaldo fue el gran protagonista en una entrega de premios, esta vez los Globe Soccer Awards, donde fue seleccionado como el mejor jugador del siglo XXI. Una entrega de premios que se realiza cada año en Dubai y a la que el portugués no suele faltar. El Real Madrid y Guardiola fueron otros de los galardonados.

Su pareja, Georgina y su hijo mayor, Cristiano Jr, no quisieron perderse la cita y acompañaron al crack portugués. Precisamente su hijo mayor terminó compartiendo protagonismo con su padre tras una declaración curiosa del exjugador del Real Madrid.

Tras más de 15 años en la élite del fútbol mundial, es por todos conocido que Cristiano Ronaldo es un obseso del deporte, el gimnasio y de la alimentación, aspectos que el señala como claves para llegar a donde ha llegado.

En los últimos años hemos podido observar varios vídeos de Cristiano Jr jugando al fútbol con su equipo, amigos y por supuesto con su padre. "Veremos si mi hijo llega a ser un gran jugador, aún no lo es. Tiene potencial, es rápido y dribla bien, pero eso no es suficiente, con eso no llega", aseguró el delantero de la Juventus sobre su hijo.

No es difícil adivinar que el portugués desea que su hijo tenga éxito como jugador de fútbol profesional, por eso es muy estricto con su hijo y con su alimentación: "A veces bebe refrescos y come patatas fritas, él sabe que no me gusta. Le digo que después de la cinta debe descansar en agua fría y no le gusta. Es normal, tiene 10 años", explicó Ronaldo, que apunta que no presiona a su hijo en cuanto a su futuro profesional.

Además, también quiso referirse a sus hijas pequeñas, a las que tampoco les quita ojo de encima respecto a la alimentación: "Incluso con mis hijos más pequeños, cuando comen chocolate, me miran primero porque saben que no me gusta", concluyó Cristiano.

Publicidad