La comunidad está impactada. Miedo y terror es el que han sentido, durante años, unas niñas que jugaban al baloncesto en Estados Unidos. Holland Woods abusaba de ellas, según denuncian ahora.

Holland Woods, codirector de una asociación de baloncesto juvenil callejero, ha sido detenido y acusado de violar repetidas veces a cuatro niñas y por tráfico sexual.

Centenares de niños han pasado por su academia durante años. Algunos iban a su casa; era un familiar más para ellos. Una de las víctimas asegura que abusó de ella entre los ocho y los 19 años: "Sentía que dejándole hacerme cosas, protegía a mis hermanas".

Más de 30 veces

Otra de las niñas tuvo relaciones con él más de 30 veces: "Holland se siente invencible, nunca ha temido ser cazado cuando teníamos sexo". Una tercera se veía con él tres veces por semana: "Me daba drogas para que no pudiera recordar lo que me hacía".

Al parecer, Woods trató de intercambiar con un traficante sexo con una de ellas por cocaína. Un cargo más de los 28 a os que se enfrenta y por lo que, desde mañana, será juzgado en Estados Unidos.

Holland Woods tiene ahora 57 años y será juzgado en Arizona.