Estrella Morente

Estrella Morente homenajea y reivindica el flamenco sobre el escenario

La cantaora granadina triunfa recordando a su padre, Enrique Morente, a Camarón de la Isla y Lola Flores en las Veladas del Palacio de Boadilla del Monte.

Estrella Morente homenajea y reivindica el flamenco sobre el escenario

Publicidad

Estrella Morente aparecía solemne ante más de 700 espectadores en las Veladas del Palacio. Regia y de riguroso negro, las únicas notas de color en su vestuario las ponían las flores bordadas de su mantón y unas estrellas plateadas prendidas sobre un espectacular vestido azabache de tul.

En cuanto la artista comenzó a cantar, los metales de su voz iluminaron cada rincón del Palacio del Infante Don Luis, un escenario de ensueño del S.XVIII donde se celebran los ciclos de conciertos organizados por el Ayuntamiento de Boadilla del Monte.

Cantes de Granada, tarantas, soleares… La Morente tanteó con maestría alguno de los palos flamencos más clásicos. "Es la música de mi casa", compartía la cantaora con el entregado público. La granadina no quiso dejar pasar la ocasión de recordar a dos legendarias figuras del género: a su padre y maestro, Enrique Morente, y a Camarón de la Isla.

Tras un íntimo solo de guitarra, la artista regresaba al escenario con abanico en mano y enfundada en un vaporoso vestido de color rojo, que presagiaba la carga racial, emotiva y apasionada de la segunda parte del espectáculo.

Destacaron unas sevillanas dedicadas a Lola Flores y a su abuela Rosario, quien presenciaba el concierto desde primera fila y se convirtió en otra protagonista de la noche. Incluso, se arrancó a bailar animada por su nieta y poniendo a todo el público en pie. Por su parte, la cantaora perdió un peinecillo del pelo en uno de sus temperamentales movimientos al igual que le ocurriese años atrás a 'La Faraona' con un pendiente de oro. Tampoco faltaron temas tan emblemáticos en su carrera como 'La estrella' o 'Volver'.

Visiblemente emocionada por el calor del público, una agradecida Estrella Morente quiso despedirse reivindicando el flamenco, uno de nuestros géneros musicales más autóctonos y en ocasiones denostado por muchos: "Todo aquel que esté cerca del flamenco, yo se lo agradezco mucho. Es nuestra música por excelencia de España, es la música más importante que tenemos. Así que gracias a todos ustedes por exaltar esta noche el arte flamenco".