120.00

Publicidad

Cultura

25 años sin Lola Flores: la "artista de artistas"

Lola Flores, 'La Faraona', era una mujer atrevida y valiente en el vestir, creó tendencias con sus escotes y volantes, sus accesorios dorados, su piel morena y el rabillo marcado.

Lola Flores nació en Jérez el 21 de enero de 1923 y murió en 'El Lerele', su chalet de La Moraleja, Alcobendas. Tomó de su padre, el tabernero Pedro Flores, el apellido y de su madre, la costurera Rosario Ruiz, la clase y la raza gitana.

Con apenas 10 años comenzó a pasear su figura y arte de cantora por los bares de Jérez. Cinco años después recorría la provincia con una compañía de variedades y en 1940 se instaló en Madrid, el epicentro de su carrera.

El estilo de la artista

El mantón de manila, la peineta, el abanico, los bucles y ese arrebato que le salía de las entrañas fueron sus mejores armas en el escenario junto con la bata de cola, su prenda fetiche, con la que se convertía en un torbellino sobre el tablao.

Las flores han formado parte de su universo estilístico. La cantante fuera de los escenario adquiría una imagen más moderna, se anticipaba a las tendencias, se aferraba a los escotes y las transparencias, mostraba piel con autoridad, nada se la ponía por delante.

La artista lucía vestidos minifalderos de colores luminosos y potentes, monos con estampados geométricos, botas altas, prendas ceñidas y tacones altos que te proporcionaran un porte elegante.

Publicidad