120.00

Publicidad

Coronavirus

¿Por qué el jabón es el peor enemigo del coronavirus?

Palli Thordarson, un profesor de química en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, ha explicado a través de su cuenta de Twitter cómo actúa el jabón para evitar el contagio de coronavirus.

Palli Thordarson, un profesor de química en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, ha explicado en su cuenta de Twitter la importancia de lavarse las manos para evitar contraer el coronavirus y explica que la mejor opción es el jabón. El coronavirus está formado por tres elementos, el material genético (ARN), unas proteínas que les permiten 'agarrarse' a las células humanas y una envoltura grasa, que les protege. Los virus son microscópicos y necesitan introducirse dentro de las células humanas para poder multiplicarse, porque solos no pueden.

El jabón permite disolver la membrana grasa y el virus "se derrumba como un castillo de naipes y muere". Se vuelve inactivo ya que los virus no están realmente vivos pero pueden estar activos fuera del cuerpo durante horas, incluso días.

Palli Thordarson asegura: "Muchos productos antibacterianos son básicamente una versión costosa del jabón en términos de cómo actúan sobre los virus. El jabón es lo mejor, pero las toallitas con alcohol son buenas cuando el jabón no es práctico, por ejemplo en la recepción de una oficina". Eso sí, asegura que para que los desinfectantes sean efectivos deberían tener una concentración de alcohol de "más de un 60% de alcohol para obtener una rápida disolución del virus".

Se cree que el coronavirus puede mantenerse activo en superficies durante horas, posiblemente hasta un día. Señala que la humedad, la luz del sol y el calor hacen que el virus sea menos estable.

"La piel es una superficie ideal para un virus puesto que es 'orgánico' y las proteínas y los ácidos grasos en las células muertas de la superficie interactúan con el virus a través de enlaces de hidrógeno y las interacciones hidrofílicas similares a la grasa", afirma Thordarson. Por ello, se puede transmitir a otra persona si aún sigue en la piel o a uno mismo tocándose la nariz, los ojos o la boca.

Finalmente, este profesor de química termina su hilo de Twitter aconsejando lavarse muy bien las manos puesto que "la piel es bastante áspera y arrugada y necesita una gran cantidad de frotamiento y remojo" para asegurarnos de que el jabón llega bien a la superficie de la piel porque no todo el mundo sabe cómo lavarse las manos de forma eficaz para luchar contra el coronavirus..

Publicidad