En diciembre del año pasado, en el zoo de Gdansk (Polonia), nacía una cría de pingüino. Pero no se trataba de un 'pájaro bobo' cualquiera. La pequeña criatura era albino.

De esta manera, el zoológico de Gdansk se convertía en el primer centro en el mundo en dar a luz a un ejemplar de estas características."No hay otro como este. Somos líderes mundiales en este momento. Es una gran felicidad, pero también un gran desafío", asegura Michal Targowski, director del centro.

Nada más nacer, el pequeño animal se mantuvo aislado del resto de sus compañeros porque necesitaba un tratamiento especial. Un pingüino de esta raza tiende a tener una vida más corta que el resto de su especie, pues tiene más posibilidades de contraer una patología. Además, se expone al rechazo de sus compañeros.

De momento, el ave "está protegido por cuatro aves adultas, sus padres y otras dos muy experimentadas y pacíficas. Pasa las noches encerrada dentro de su guarida de piedra, donde fue incubado y criado", explica Targowski.

Te puede interesar:

Las adorables imágenes de una minúscula cría de pony

Así son los Scottish Fold, los gatos más tiernos del mundo