Científicos encuentran una 'criatura fantasma' que ha sobrevivido a 30 edades de hielo en la Antártida

Publicidad

Ciencia

Científicos encuentran una 'criatura fantasma' que ha sobrevivido a 30 edades de hielo en la Antártida

Estos pequeños animales, conocidos como 'colémbolos fantasma', viven en el suelo y solo pueden colonizar áreas libres de hielo.

Esta criatura primitiva acaba de ser redescubierta en la Antártida y el equipo que llevaba décadas buscándola la había bautizado como 'colémbolo fantasma'. Dicha criatura habría sobrevivido a 30 eras glaciales y es similar a un gusano, si bien es muchísimo más resistente que cualquier insecto conocido.

"Esto es a lo que nos referimos cariñosamente como el colémbolo fantasma", afirma el profesor de biología de BYU (Brigham Young University) Byron Adams, quien realiza investigaciones regulares en la Antártida. "Lo llamamos el colémbolo fantasma porque es blanco, como un fantasma, pero como no lo habíamos encontrado después de buscarlo durante años y años y años, comenzamos a preguntarnos si realmente existía", señala Adams.

Los investigadores llevan dos décadas recolectando muestras de seis especies diferentes de microartrópodos en casi un centenar de sitios en la Antártida. Estos microscópicos animales, conocidos como colémbolos, habitan en el suelo y tienen una movilidad muy limitada.

Cómo evolucionó la capa de hielo

En un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', los investigadores emplean el historial de pequeños animales antárticos microscópicos para solidificar exactamente cómo evolucionó la dinámica de la capa de hielo a lo largo del tiempo y cómo afectaron los ecosistemas históricos.

Estos animales solo pueden colonizar zonas sin hielo. Durante las edades de hielo, las capas de hielo se expanden, mientras que en los períodos de calentamiento las capas de hielo se contraen y se hacen más pequeñas, dejando más espacios abiertos donde estos animales puedan diseminarse.

Al estudiar sus ubicaciones contemporáneas y los patrones de divergencia genealógica y evolutiva, el equipo de Byron Adams trata de entender cómo la capa de hielo de la Antártida occidental ha cambiado a lo largo del tiempo.

Los investigadores encontraron cuatro especies de las criaturas, cada una de las cuales mostraba poblaciones genéticamente distintos sitios que quizá se mantuvieron aislados durante millones de años. Las otras dos especies eran menos diversas genéticamente, aunque su distribución estaba restringida.

Descubren un animal con tres sexos en un lago tóxico de Estados Unidos.

Publicidad