La Policía Nacional y la Agencia Tributaria desmantelan una organización que vendía por Internet productos nutricionales adulterados. Los anunciaban en su página web como complementos alimenticios, pero contenían sustancias peligrosas que no se reflejaban en la etiqueta. La operación Xilas se salda con 18 detenidos, la mayoría en Tenerife, y 400 mil cápsulas incautadas.

Este es uno de los casi 20 registros donde se encontraron más de cuatrocientas mil cápsulas. Cajas y cajas de lo que parecen son complementos nutricionales. Pero realmente su composición estaba adulterada y suponían un riesgo para la salud.

La organización tenia su centro de operaciones en Tenerife, donde se produjeron 11 de las 18 detenciones.

También se detuvo a un hombre en Gran Canaria, y seis personas mas en Granada y Alicante. Tenían su almacén en Eche. Donde además de guardar los supuestos complementos nutricionales, la policía encontró parte de las ganancias.

Ordenadores que sirvieron para crear una página web donde clientes de toda Europa hacían sus pedidos sin saber que ponían sus vidas en peligro.