Publicidad

De las muchas mujeres que aparecen en los vídeo requisados por la policía cuatro han denunciado a Ernesto Reinaldo Rissoor un presunto delito de abusos sexuales con penetración, 41 por intrusismo profesional, de enfrenta a 20 años de cárcel. El acusado niega los hechos advierte que todas y cada una de las relaciones fueron consentidas y justificaba el uso de vibradores como medida terapéutica para el tratamiento de distintas dolencias.Fue la inquilina que vivía en la consulta donde trabajaba el acusado quien le denunció tras encontrar varias filmaciones de sexo explícito con pacientes en el que podría quedar a las claras que no eran conocedoras de lo que estaba ocurriendo, mujeres en muchos casos que habían acudido en contadas ocasiones al ginecólogo a lo largo de su vida, buena parte de ellas de avanzada edadErnesto Reinaldo ya había cumplido condena en 1998 por intrusismo profesional, y había sido inhabilitado.

De las muchas mujeres que aparecen en los vídeo requisados por la policía cuatro han denunciado a Ernesto Reinaldo Rissoor un presunto delito de abusos sexuales con penetración, 41 por intrusismo profesional, de enfrenta a 20 años de cárcel. El acusado niega los hechos advierte que todas y cada una de las relaciones fueron consentidas y justificaba el uso de vibradores como medida terapéutica para el tratamiento de distintas dolencias.Fue la inquilina que vivía en la consulta donde trabajaba el acusado quien le denunció tras encontrar varias filmaciones de sexo explícito con pacientes en el que podría quedar a las claras que no eran conocedoras de lo que estaba ocurriendo, mujeres en muchos casos que habían acudido en contadas ocasiones al ginecólogo a lo largo de su vida, buena parte de ellas de avanzada edadErnesto Reinaldo ya había cumplido condena en 1998 por intrusismo profesional, y había sido inhabilitado.

Publicidad

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.

Uno de los productos que podría estar contaminado

Florette alerta de un brote de E.coli que podría afectar a algunos de sus productos

La empresa explica en una nota que los productos que pueden estar afectados son algunos lotes de 'Brotes de espinaca', el denominado 'Mezclum', la 'Pasta integral' y 'Detox', elaborados y comercializados en Canarias y con fechas de caducidad entre el 26 de julio y el 1 de agosto.