ASÍ LO RECOGE EL AUTO DEL JUEZ

ASÍ LO RECOGE EL AUTO DEL JUEZ

¿Dejó José Bretón pistas falsas sobre la desaparición de sus hijos?

José Bretón podría haber dejado pistas falsas para entorpecer la investigación sobre el paradero de sus hijos. Una sábana y una huella estratégicamente situada junto al Guadalquivir son algunas de estas pistas.

Los investigadores encuentran junto al río Guadalquivir una sábana y una huella situada muy cerca de la fina de las Quemadillas. Una posible prueba que los agentes recogen por si sirviera para facilitar cualquier dato sobre el paradero de los niños. Tras indigar en la pista, todos los indicios parecen señalar que la sábana no estaba ahí por descuido.

Se trataría de sendas pistas falsas que José Bretón habría ido poniendo para distraer a los investigadores que buscaban indicios sobre el paradero de sus hijos. El magistrado considera sospechoso que al lado de esa sábana, en pleno barro, no haya ninguna huella ni pisada más que la que está perfecta y estratégicamente situada junto a la prenda. Como si alguien, como si José Bretón, hubiera querido dejarla allí a propósito para enredar aun más si cabe la investigación sobre la desaparición de sus propios hijos. 
Una idea aparentemente retorcida, pero que coincide para el juez con lo que asegura es una frialdad extrema en la forma de actuar de José Bretón, algo que presupone una premeditación absoluta.

En el auto se destaca también que los agentes encontraran en su coche dos cuchillos y cinta americana. ¿Quería José Bretón que los investigadores encontraran ocultas estas tres pruebas? Pistas sospechosamente mal encubiertas para una hombre extremadamente ordenado y meticuloso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.