EN UNA PERSECUCIÓN EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR

EN UNA PERSECUCIÓN EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR

Narcotraficantes arrojan a un menor al mar para zafarse de la Guardia Civil

Una embarcación de la Guardia Civil perseguía en el Estrecho de Gibraltar a una lancha sospechosa de transportar hachís. Al ver que no dejaban atrás a los agentes, los narcos arrojaron por la borda a un inmigrante menor de edad que no sabía nadar. La Guardia Civil tuvo que cesar la persecución para salvar al muchacho.

La práctica habitual, ante el riesgo de ser alcanzados por la Guardia Civil, es que los narcos del Estrecho tiren la droga al mar. Pero en esta ocasión, además de una bolsa con hachís, los traficantes arrojaron por la fuerza, justo delante de la patrullera, a un menor inmigrante.

El menor era parte de la mercancía. Además de la droga, traficaban con personas. Todo ocurría a más de 200 metros de la costa. El chico iba muy abrigado para soportar el frío de la travesía. La ropa mojada era un peso que tiraba de él hacia el fondo. Además, no sabía nadar, por lo que dos agentes tuvieron que lanzarse al agua para rescatarle y subirle a bordo.

Tras reanudar la persecución, los narcos fueron capturados. Se enfrentan a cuatro delitos, entre ellos tentativa de homicidio.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.