BARCELONA | NO ES EL PRIMER CASO DE ESTE TIPO

BARCELONA | NO ES EL PRIMER CASO DE ESTE TIPO

Multada con 30.000 euros por pegar carteles en los que alquilaba una habitación

En Barcelona una mujer ha sido condenada a pagar más de 30.000 euros en multas por pegar carteles en los que ofrecía alquilar una habitación de su casa. En un sólo día, la multaron hasta en doce ocasiones.

No es la primera vez que se producen sanciones similares por una ordenanza municipal que, muchos vecinos, desconocen. En Barcelona una mujer ha sido condenada a pagar más de 30.000 euros en multas por pegar carteles.

Anuncios pequeños en los que ofrecía alquilar una habitación de su vivienda. En un sólo día, la han multaron doce veces. No es la primera vez que se producen sanciones similares por una ordenanza municipal que, muchos vecinos, desconocen.

Durante dos años Belén pegó anuncios por el barrio de Gràcia en Barcelona. Buscaba un inquilino al que arrendar una habitación de su piso. Un gesto con el que pretendía llegar a fin de mes pero que ahora le ha salido muy caro.

Acumula en su casa una montaña de infracciones, más de 60. Su delito no es otro que pegar carteles en la vía pública, algo que según la ordenanza de civismo, está prohibido con multas de entre 120 y 750 euros.

Ella asegura que no sabía que sólo está permitido poner carteles en espacios habilitados. Según la normativa, tanto pegar carteles, como pintar grafiitis, están considerados una degradación visual del entorno urbano.

No obstante, el suyo no es el único caso. Otro hombre en Barcelona pegó carteles ofreciéndose para hacer mudanzas. El consistorio le exigió más de 156.000 euros por 300 multas. Su expediente está paralizado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.