DESCARTADO UN CASO DE VIOLENCIA EN LAS AULAS

DESCARTADO UN CASO DE VIOLENCIA EN LAS AULAS

Los expertos aseguran que los brotes psicóticos no se pueden predecir

Un brote psicótico habría sido el desencadenante de la tragedia ocurrida en Barcelona, donde un niño de 13 años mató a su profesor e hirió a otras cuatro personas. Pero, ¿qué significa un comportamiento de este tipo? Los expertos aseguran que esos brotes no se pueden predecir: surgen sin que haya antecedentes, aunque en el fondo hay alteraciones neuronales. Estamos, en su opinión, ante una enfermedad mental grave y como tal hay que tratar al menor autor de la agresión.

Detrás de un suceso como el ocurrido el pasado lunes en Barcelona sólo puede haber una enfermedad mental grave, en opinión de los psiquiatras. Éstos consideran que es raro que aparezca tan precozmente, pero ha ocurrido.

Uno de los expertos explica que un brote psicótico se produce cuando una persona "rompe y altera la realidad durante un tiempo" y que este estado "puede durar días o incluso meses". El niño le dijo a su profesor que oía voces que le decían que tenía que matar a todos y estaba en tratamiento, pero "a esa edad un cambio en el comportamiento se puede confundir con alteraciones provocadas por la adolescencia".

En los casos de brotes psicóticos, los enfermos no se comportan con normalidad porque pierden el control de su mente, de sus emociones, no son ellos. Esto se produce por problemas psíquicos que ya existían previamente. Son cambios que dependen de su enfermedad, de la alteración neuroquímica que sufre su cerebro. Los especialistas parecen coincidir en que lo ocurrido con este niño no es un fenómeno de violencia en las aulas. Se trata de algo muy diferente.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.