Huido desde octubre

Huido desde octubre

Detenido el presunto cabecilla de una peligrosa banda de atracadores de Granada

La Guardia Civil ha detenido al presunto cabecilla de una peligrosa banda de atracadores desarticulada el pasado mes de octubre en la provincia de Granada que permanecía huido desde entonces y que tras la desarticulación, atracó cuatro gasolineras y un supermercado en pueblos del cinturón granadino.

El detenido es un joven de 27 años, con numerosos antecedentes policiales, que fue localizado en un cortijo del término municipal de Dúrcal (Granada), donde se ha ocultado tras la caída de la banda que él comandaba.

En el momento de la detención, la Guardia Civil le intervino una pistola eléctrica de las denominadas Taser, con la que presuntamente ha cometido varios atracos en los últimos meses, y un spray de defensa personal utilizado en algunos de los atracos, como el perpetrado en un conocido establecimiento de venta de ropa y material deportivo.

La Guardia Civil ha averiguado que el joven, tras la detención de sus compinches, siguió atracando y que es el presunto responsable de al menos otros cinco robos con violencia e intimidación perpetrados entre noviembre y enero pasado en cuatro estaciones de servicio de las localidades granadinas de Ogíjares, Churriana, Vegas del Genil y Las Gabias, y de un supermercado en la localidad de Ogíjares.

Además de estos cincos robos con violencia, la Guardia Civil le considera responsable de un delito de tenencia ilícita de armas, otro de robo de uso de vehículo a motor y otro de lesiones.

El detenido dirigía una peligrosa banda de atracadores que estuvo operativa entre los meses de julio y octubre en la capital y en pueblos de la zona sur del área metropolitana granadina y que quedó desarticulada tras la fase de explotación de la operación 'Diestros'.

Los cinco individuos que integraban esta banda perpetraron entre los meses de julio y octubre de 2014 doce delitos de robo con violencia e intimidación, cuatro de robo de uso de vehículo a motor, uno de tenencia ilícita de armas y otro de lesiones.

Los detenidos siempre atracaban establecimientos cercanos a sus domicilios y tras los robos se ocultaban rápidamente en ellos, antes de que las fuerzas de seguridad pudiesen desplegar un dispositivo de búsqueda.

Esta circunstancia, añadida al hecho de que los detenidos atracaban cubriendo su rostro completamente con cascos integrales de motocicleta para evitar su reconocimiento, supuso una gran dificultad a los investigadores para culminar esta operación.

Este grupo criminal actuaba con gran violencia, llegando en uno de los atracos en un centro comercial a rociar al vigilante de seguridad con un spray de defensa que le ocasionó lesiones graves. En un atraco a un supermercado no dudaron tampoco en agredir a una niña.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.