DESDE COCINEROS A PELUQUEROS

DESDE COCINEROS A PELUQUEROS

El calor hace más duros algunos trabajos

Si ya en verano trabajar se nos hace cuesta arriba, cuando el calor aprieta se convierte en un suplicio.... y hay profesionales que lo llevan aún peor. Cocineros, artesanos y peluqueros están condenados estos días a sudar la gota gorda.

Alejandro pasa cada día seis horas junto a un soplete. En el taller alcanza temperaturas muy altas y el trabajo se vuelve más duro. Sin embargo, es la única manera que tiene de moldear el vidrio. Él mismo reconoce que la productividad baja en verano, cuando trabajan menos horas y con menor intensidad.

Hay más casos de profesionales que sufren de manera especial con el calor. Carlos tiene una peluquería y ahí el secador es imprescindible. Peor es la situación en los locales de comida. En un establecimiento de venta de pollos asados, los pedidos se acumulan justo en las horas en las que más aprieta el sol.

Los mas vistos

Venus Gillette

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.