COMPARECENCIA DE LOS PRESIDENTES DE LAS EMPRESAS

COMPARECENCIA DE LOS PRESIDENTES DE LAS EMPRESAS

El tramo Ourense-Santiago se modificó de alta velocidad a línea convencional

El presidente de Adif ha explicado que el tramo de la red ferroviaria Ourense-Santiago estaba inicialmente planificado como alta velocidad, pero que posteriormente se modificó a línea convencional. Renfe por su parte ha asegurado que el tren no tenía anomalías y que no se contactó con el maquinista, quien llevaba 8 horas y 46 minutos de jornada laboral en el momento del accidente.

La sesión de la Comisión de Fomento del Congreso de Fomento en la que comparecencen de los presidentes de Adif y Renfe, Gonzalo Ferre y Julio Gómez-Pomar, respectivamente, para informar del accidente de tren registrado el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo y homenaje a las víctimas del siniestro.

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado que "no consta en los registros de los centros de seguimiento ninguna notificación de anomalía" en el tren siniestrado en Santiago de Compostela y que "no hay constancia de ninguna comunicación" de la compañía con el maquinista.

El maquinista llevaba 8 horas y 46 minutos de jornada laboral en el momento del accidente

Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Gómez-Pomar también ha señalado que el maquinista llevaba 8 horas y 46 minutos de jornada laboral en el momento del accidente, de las que 2 horas y 42 minutos eran de conducción efectivas, y que ambos periodos están dentro del reglamento. Gómez-Pomar también ha señalado que el tren siniestrado había pasado esa misma mañana una revisión técnica, con la que se garantizó el correcto funcionamiento de varios elementos de la máquina, entre ellos los frenos.

El presidente de Renfe comparece hoy, junto al de Adif, Gonzalo Ferre, para explicar sus actuaciones tras el accidente del pasado 24 de julio, que se saldó con 79 víctimas mortales.

El presidente de Adif, Gonzalo Ferre, ha explicado que todo el tramo Ourense-Santiago estaba inicialmente planificado para ser ejecutado en su totalidad en ancho internacional, el correspondiente a las vías AVE, y para contar con el Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS), pero en junio de 2010 se decidió cambiar el proyecto.

Este proyecto inicial contemplaba la instalación de sendos intercambiadores de vía, para que los trenes puedan pasar de ancho AVE al convencional, en las entradas a las estaciones de Santiago y Ourense.

No obstante, esta planificación se varió al considerar "los entonces responsables de Adif" que el paso de trenes por los intercambiadores de ancho de vía "impedían ventajas de servicio" en tiempo de viaje. "Ello también afectó al sistema de señalización, lo que supuso cambiar la implantación del ERTMS por el ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático)" en la última parte del trazado de la línea, detalló Ferre durante su comparecencia en al Comisión de Fomento del Congreso.

Según concretó, la transición entre entre el sistema ERTMS y ASFA tiene lugar en el punto kilométrico 80, cuatro kilómetros antes del lugar del accidente. "La distancia entre este punto de transición y la señal de entrada del enclavamiento de Santiago es de 4,007 kilómetros, distancia suficiente para detener el tren con frenado de servicio en caso de que dicha señal esté cerrada", explicó.

Renfe dice que el tren no tenía anomalías y que no contactó con el maquinista

Sin embargo, durante el desarrollo del proyecto y a propuesta de Adif, este tramo se realizó finalmente en línea convencional y con sistema de seguridad ASFA, que solo frena el tren si circula a más de 200 kilómetros por hora. Ferre ha explicado que esta modificación se realizó porque el cambio del ancho de vía europeo a la vía estrecha tanto a la salida de la estación de Santiago de Compostela como en la de Ourense "supondría que apenas habría reducción de tiempos de viaje" con la alta velocidad.

El presidente de la Comisión, Celso Luis Delgado, transmitió al inicio de la sesión un "sentido mensaje de solidaridad y cercanía a las víctimas, y sus familiares y amigos", así como su deseo de "pronta recuperación de los heridos".

Asimismo, quiso realizar un "reconocimiento" a los vecinos de Angrois y de toda Galicia por su "solidaridad" tras el accidentes, así como a todos los efectivos de emergencias que actuaron (sanitarios, protección civil, bomberos), todas las adminsitraciones y al personal de Adif y Renfe.

"Como presidente de la Comisión y como gallego agradezco además las múltiples expresiones de cariño recibidas desde todos los lugares de España y del mundo", declaró el presidente de la Comisión de Fomento de la Cámara Baja al inicio de la sesión en la que los máximos responsables de Adif y Renfe informarán sobre el accidentes ferroviarios.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.